martes, 2 de marzo de 2010

Un martes cualquiera...

Noche azul, resplandor de los mares en la ventana,
Sirenas caminando por las calles desiertas
De un pueblo fantasma donde habitan los recuerdos
Que se aferran al presente.
Perecerán en el olvido, no hay duda de eso
Se esfumarán con el alba.
Los sueños duermen en la cama.
El despertador sonará a las seis.



Un día más está por terminar...
y yo sigo buscando tus labios.



En la espera de un beso.


1 comentario:

  1. "nostalgiosa llevo el alma por las calles de la ciudad"....es tan directa y hermosa tu poesía, Bere, está tan cerca de mi alma que me cobijo con ella.
    Muchas gracias
    hasta luego

    ResponderEliminar