lunes, 31 de agosto de 2009

Perspectiva individual de un suceso irreparable

Recuerdo efímero del tiempo marchito
en ensayo fugaces, el aliento opacado
por un misterioso polvo de tierras lejanas.
No hay nada más que decir, nada más por hacer
sólo dejarnos en el ayer.
Cuento los pasos y escucho los acentos
mal colocados en palabras arcaicas,
vístete, es momento de despertar
las sirenas están cansadas de tanto cantar:
do, re, mi, fa, sol.
Inquieta, callada, mojada
recorro el paraje insólito de nuestros ojos ocultos
en dunas intransigentes,
queriendo olvidar que (te) olvidé sin querer

1 comentario:

  1. Bello, triste y melancólico, pero esperanzador..recomenzar, una y otra vez.
    Besos azules..

    ResponderEliminar