lunes, 3 de agosto de 2009

Extraño

Sigo escribiendo con tintes de ayer

las horas caducan con el viento en los labios

la luz esmeralda de su rostro penetra mis sentimientos

Y altera la verdad de los días.

Los latidos de un corazón ajeno perturban

el silencio de una noche azul.

Pasos lejanos, encuentros deseados,

letras fugándose mientras observo

cómo me vas olvidando.

3 comentarios:

  1. MMMM AZUL ES EL COLOR DE LA TRISTEZA
    QUE LAS LETRAS TOMAN CUANDO SE DEJAN ARRASTRAR
    POR LAS CALLES
    POR LOS DARROS
    Y VAN COMO MUERTAS SIN SABERLO
    LEJOS DE LOS LABIOS
    CORRIENDO
    HUYENDO HACIA EL MAR
    PORQUE YA NO NOS COMPRENDEN

    ResponderEliminar