jueves, 29 de abril de 2010

Para el extraño de siempre...


29 de abril de 2004

Hoy me di cuenta que él me gusta, no es sólo el amigo que creí,
no son sólo las sonrisas que me roba sin darse cuenta
o los suspiros ocultos cuando digo "buenas noches"
y doblo la esquina con la sonrisa en los labios.


Hoy se cumplen 6 años desde que escribí esto, sí que pasa el tiempo volando. Han pasado muchas cosas, momentos, sensaciones, risas, llantos, tristezas, alegrías y hasta celos, jaja, pero él sigue presente, de una u otra manera, todo ha sido una etapa muy rara que no entiendo y no sé si quiero entender. Este ir y venir, las ausencias, los encuentros, los adioses, la no pertenencia, lo prohibido, al final somos –como él lo dijo alguna vez- aquellos tontos que inventan historias para continuar en la fantasía. Nuestra historia, nuestra fantasía llena de misterios, nuestros secretos, nuestras miradas.
Y después de tantas lunas seguimos siendo los extraños que iniciaron el juego, los amigos que se ríen de las tonterías del otro y se escuchan, los amantes que se reconocen en la mirada, en la sonrisa. Quizá no era necesario subir esto pero no me importa, hoy puedo decir que te odio.

Fugitivos, aprisionados en silencio
ocultándonos en miradas,
en palabras prohibidas.
Jugando a ser extraños
a encontrarnos de manera inconciente,
a besarnos con precaución
Mintiéndonos para no caer en la trampa.
Tentaciones en la piel, pasión y delirio quemando los cuerpos,
amándonos en lapsos pequeños...




No hay comentarios:

Publicar un comentario