viernes, 26 de junio de 2009

Un día de esos...

He estado pensando(sí, a veces lo hago) cuál fue la intención de abrir este blog y aún no estoy muy segura del propósito inicial, tanto así que llevo intentando escribir algo desde hace más de dos horas y no lo he logrado. Además de que hoy es uno de esos días en los que las ganas de hacer algo nada más no existen, uno de esos días en los que desperté molesta y desquito con "todo" el mundo (como si todo se redujera a mi madre diciendo que es hora de ir a trabajar y a mi perro que no deja de lamerse).
Estoy molesta aún, creo que es por su insistente silencio y mi tan desesperado intento de adivinar qué sucedió para que decidiera dar media vuelta y dejarme sin un principio pero con mucho final, molesta porque Michael Jackson ha muerto sin despedirse, porque a mi café le hizo falta azucar, porque no he fumado desde hace una semana(debo dejar el cigarro).
Molesta porque sólo sació las ganas y se marchó, estoy molesta porque hoy desperté de mal humor.

1 comentario:

  1. Hola que tal, estuve leyendo algo de lo tuyo, tienes razon a veces uno no para de humor para nada, reniega de todo a pesar que lo tiene tan cerca y se explica por qué tanta rutina, por qué la vida es lineal, que no permite escapar... me identifiqué con lo que blogeaste
    Un abrazo

    ResponderEliminar